Miguel García-Redondo

Miguel García-Redondo

Soy arquitecto asociado de Exit architects

Mi primera vez fue la ampliación de una vivienda aislada para un familiar, en aquel momento trabajaba a media jornada para MTM arquitectos y aprovechaba el tiempo restante para comenzar con mis primeros pasos. Conté con mucha libertad y poco presupuesto para convertir un sótano sombrío en una zona de juegos y habitación de invitados con únicamente dos elementos, un patio y un mueble.

El patio surge como respuesta a la necesidad de poner en relación con el resto de la casa y con el exterior la nueva planta sótano. Aparte, resuelve la ventilación e iluminación de sus estancias.

La nueva fachada del salón, de orientación sureste, se compone de una serie de puertas correderas de suelo a techo protegidas por una celosía de lamas orientables. Se plantea en continuidad con la fachada sureste del patio integrando y relacionando la ampliación del salón con la del sótano.

Por último el mueble de madera del sótano, resuelve de forma limpia tanto el acceso al mismo, como el aseo, ducha y almacenaje de la planta.

Sección original y reformada

 “Si el hombre se encierra en su propia casa consigue todo, pero pierde naturaleza. Busca entonces su manera de aprehenderla, si no toda, en parte. Ya apareció el patio” Alejandro de la Sota.

Como toda obra tuvo sus problemas, robo de vivienda incluido, pero el resultado mereció la pena.